Jerarquía entre padres e hijos

Escrito por Luz el . Publicado en Articulos

Es imposible amar genuinamente sin antes recibir... para aprender a amar es importante aprender a recibir y de las primeras personas que se recibe es de nuestros padres. La mayoría de los seres humanos poseen cierta resistencia a la palabra “Jerarquía”, curiosamente  su significado etimológico es “orden sagrado”, “orden divino”, la jerarquía entre padres e hijos va… del padre que es el grande… a los hijos que son los pequeños.

 

 

El universo existe en un orden determinado de jerarquías, cada constelación del cielo tiene un conjunto de estrellas que la forman y que mantienen cierto ritmo y distancia entre ellas... de la misma manera la vinculación con los padres posee un orden superior y sagrado que hace que la vida fluya en dirección del amor y cuando no se respeta ese orden, la vida se queda estancada produciendo caos, dolor y sufrimiento. Impidiendo el disfrute del amor, porque se tiene pleno desconocimiento de él.

 

Es importante tomar el amor de los padres, recibir todo lo que nos dan, porque ellos nos otorgan la vida; por lo tanto nuestro mayor vínculo es con ellos. Es imposible tener un amor en igualdad con nuestros padres, porque se rompería el equilibrio que existe naturalmente entre dar y recibir... por el contrario de ellos sólo se recibe, es por esta razón  que las sociedades en donde este vínculo es inverso (los hijos dan y los padres reciben) se convierten en sociedades donde reina la violencia y la insatisfacción.

 

Los padres son los grandes y los hijos son los pequeños, los padres son los primeros y  es un orden universal y aunque los hijos amen con todo su ser a sus progenitores... jamás el amor tiene la misma fuerza que la de los grandes... ellos con su unión nos dieron lo más grande que poseemos LA VIDA y jamás se la podremos devolver, son nuestras raíces. Sólo se puede experimentar la fuerza de dicho amor, pasando la vida a los hijos para que la fuente de amor siga fluyendo infinitamente sin estancarse… ocurriendo ahora el milagro de ser el grande ante los descendientes.

 

Recibe de tus padres Todo y agradece lo que te dan  y lo que te dieron, se lo que sea…hónrales con todo tu ser... esa es la única manera de que tu vida siga su curso natural al amor y puedas dar a tus hijos, a tu pareja y a todos con verdadera entrega... porque sólo el que  siente que ha RECIBIDO tiene sus manos llenas para DAR.

Escrito Luz Rodríguez

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Skype: sercaminodeluz